Suscríbete gratis para notificarte cuando publique algo nuevo. --*Suscribirme* cerrar ×
+

¿Qué es un adorador en Espíritu y en verdad?

Alguna vez te preguntaste – el significado de ser un adorador en Espíritu y en Verdad. Me gustaría compartir contigo lo que un día Cristo nos declaró por medio de su Palabra en San Juan 4:23-24, en donde podemos encontrar cómo ser adoradores en Espíritu y Verdad, para lograr obtener una comunión que nos permita acercarnos de una manera más honesta y sincera hacia Dios.

adoradores en Espiritu y en Verdad

Cuando adoramos en Espíritu y en Verdad cosas grandes suceden.

La adoración en Espíritu y en Verdad puedes realizarla con entendimiento en tu corazón, pero para ello debemos permitirle a Dios que él nos haga manifiestas sus palabras a nuestra vida principalmente, de esa manera le vamos a ofrecer al Señor nuestra vida como una ofrenda agradable ante su presencia.

El adorador en Espíritu y en Verdad

Cuando nuestro Señor y Salvador Jesucristo, nos habló acerca del adorador en Espíritu y Verdad, muchas veces creemos que se refiere a abrir nuestra boca y darle adoración genuina con nuestros labios a Dios, esto podría ser una de las formas de describir estas palabras, pero veamos a profundidad las tres cosas que Cristo nos refirió en sus palabras.

Adoradores – espíritu – verdad: Estas tres combinaciones son las que nos están ofreciendo a nosotros la clave perfecta para comprender estas palabras.

El adorador – Es aquel que tiene una mutua comunicación con Dios, y fue redimido para llevar y realizar esta labor, con el único fin de glorificar a Dios. Aunque en el Antiguo Testamento bíblico, el pueblo no podía traspasar el velo del templo, y sólo los sacerdotes calificados lo podían hacer. Gracias al sacrificio que Cristo hizo en la cruz del calvario, todo esto ha cambiado para nosotros, al ser roto el velo, y poder ingresar con plenitud ante su trono, pero siempre y cuando tengamos una comunión en obediencia a su Palabra.

El espíritu – Este es el que está atado completamente a Dios, cuando mantenemos sus estatutos bíblicos en nuestra vida. El hombre que no tiene su espíritu en relación junto a Dios, jamás logrará obtener la comunión con Dios, y menos podrá obtener la felicidad en Dios, tanto en el presente, como en el futuro. El espíritu del hombre fue puesto por Dios en cada ser viviente (Génesis 2:7), pero dependerá del individuo mantener esa comunión con su Creador.

La Verdad – Esta se refiere a que si Dios es Verdad, debemos de conocer que su verdad deberá de morar en nosotros, permitiéndonos a nosotros caminar junto a su verdad, que es su bendita Palabra, y practicarla lo mejor que nosotros podamos ejercerla.

El Adorar en Espíritu y Verdad

Hay algo que quizás has notado mientras lees este artículo, es que en algunas partes he escrito Espíritu con “E” mayúscula y espíritu con “e” minúscula, cuando nos referimos al espíritu del hombre lo vamos a hacer con “e” minúscula, y cuando nos referimos al Espíritu de Dios nos vamos a referir a Él con respeto, con “E” mayúscula. Entonces cuando hablemos de “adorar a Dios en Espíritu y Verdad” estamos diciendo que su Espíritu Santo ya debería de morar en nosotros, por medio de la promesa de Cristo para con nosotros, al enviarnos a su precioso Espíritu (San Juan 14:26), por tal razón, su Espíritu que mora en nosotros cuando le reconocemos como nuestro Dios soberano, nos guiará por el camino correcto para obtener esa adoración genuina en Verdad.

Si el Espíritu Santo mora en ti, con toda seguridad Él te va a dirigir para adorar al Padre (Dios) con todo tu corazón, porque «Tales adoradores Él busca», de esa manera nosotros nos vamos a identificar como adoradores en Espíritu y en Verdad.

La verdad nos ha sido manifiesta por medio de su Palabra, y nosotros debemos de caminar en su verdad, la declaración que Cristo nos refiere cuando habla acerca de ‘adorar en su Verdad’, también simboliza una adoración que nazca con sinceridad, una adoración establecida en nuestra vida cuando caminamos en su Santidad.

Una de las cosas que debemos de comprender, es que para adorar a Dios en Espíritu y en Verdad, debemos de tener presente, que caminar en Santidad con nuestro Dios es algo que nos hace obtener una comunión más profunda con nuestro Creador, nosotros por naturaleza, ya fuimos creados por Dios para sus propósitos, uno de ellos es que tú y yo, le honremos con todo lo que somos, pero que guardemos su Palabra y la apliquemos a nuestra vida.

El adorador debe de entregarse en cuerpo, alma y espíritu al Señor, de esa manera estamos cumpliendo con el relato bíblico que dice: “Porque tales adoradores Él busca”, el Señor no está buscando una adoración con un cantico “bello, lindo, hermoso y súper sofisticado”, el Señor quiere que nuestra adoración sea genuina, quiere que nosotros entreguemos nuestra mente, nuestra alma, y nuestro espíritu en ofrenda de obediencia a Él. Aunque he de aclararte que estas son cosas que muchas veces suelen tener cierto grado de dificultad alcanzarlas, pero por esa razón es que podemos estar confiados, de que su Espíritu Santo nos puede dirigir hacia ese camino; si con humildad y con un espíritu quebrantado se lo pedimos con toda sinceridad, no hay duda que vamos al camino de ser adoradores verdaderos.

Una de las cosas que he aprendido, es que cuando tienes tus momentos de comunicación con Dios en oración, y le dices algo como esto: “Padre, te pido que por favor me permitas mantenerme firme en tus caminos, para poder ser un adorador conforme a tu corazón, te pido que me ayudes, y que me permitas ser un perfume agradable ante tu presencia, guarda mi mente, mi alma, mi cuerpo y mi espíritu para tu gloria, te lo pido en el maravilloso nombre de tu hijo amado Jesucristo…” Si lo estás pidiendo con toda la humildad del mundo, debes de saber que Él te cumplirá ese deseo en tu corazón. A Dios le agrada que queramos obtener cada día más de Él, incluso pedirle estas cosas a Dios, es mejor que pedirle un carro del año, ya que estas riquezas espirituales ¡Son eternas!

La Biblia nos habla tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, ‘sobre amar al Señor con toda nuestra mente y con toda nuestra alma’, en Mateo Cristo mismo nos habló de ese primer mandamiento, y esto es una parte fundamental para todo adorador. Cuando estas decidido (a) a amar al Señor sobre todas las cosas, con toda tu mente, con toda tu alma, y con todo tu corazón, te estas convirtiendo en el adorador al que Cristo hizo mención.

Como podrás darte cuenta, el adorador en Espíritu y en Verdad, realmente no es el “cantar bonito, el tocar un instrumento bonito, o ministrar su alabanza bonito”, simplemente es ofrecernos a Dios como ofrenda grata ante su presencia, las cosas que he mencionado recientemente entre comillas, son parte de ese complemento, pero vienen a quedar en segundo plano; para formarnos como un verdadero adorador, necesitamos cumplir con su Palabra principalmente. Te imaginas, al nosotros cumplir con esa parte, y luego ‘cantamos y adoramos con instrumentos’ con excelencia, vamos a hacer que esa adoración fluya más fuerte dentro de nosotros y aún en la casa de Dios fluirá su gloria y su poder, pero sobre todo será un río de adoración grato ante la presencia de Dios, será algo extraordinario si logramos mantenernos en esa comunión con Dios.

Lo importante de un adorador de los que busca el Padre, son aquellos hombres y mujeres, que han decidido no vivir más para sí mismos, más bien han decidido ofrecer su mente, su espíritu, y alma, para el servicio de Dios, no importando las diversas situaciones, ellos adorarán a toda hora, en todo momento, aún si pareciera que las montañas se están derribando, ellos levantarán siempre su voz en adoración al Padre, levantarán su clamor a Dios, aunque pareciera que lo han perdido todo, ellos adorarán hasta lo último de su días, y dejarán que su Santo Espíritu les dicte al corazón, lo que Dios demanda de cada adorador que desea hacerlo en su Espíritu y en Verdad, para finalmente hacerlo cara a cara frente al Creador.

Al final, cuando estemos cara a cara, con nuestro amado Salvador Jesucristo, vamos a poder adorarle por siempre, y disfrutar por la eternidad de su paz, para vivir confiados adorando y reconociendo su grandeza eternamente, en un lugar en donde seremos adoradores en Espíritu y en Verdad para siempre.



13 Respuestas

Toca aquí para comentar


  • Luz A. el

    Iniciando mis pasos como seguidora de Dios, me encamino a ganarme un título de discípula, sé que no será fácil, pero en Dios todo es posible, él mismo me dará las fuerzas que necesite cada día para continuar en obediencia.
    Gracias al todo poderoso por este artículo que haz compartido de edificación, para el pueblo que anhela conocerle y adorarle en Espíritu y en Verdad. Dios te bendiga Emerson!


    • Emerson Diaz el

      Que bendición, bienvenida al camino de la vida eterna Luz A., solo decirte que este camino es muy difícil si lo seguimos bajo nuestras fuerzas, pero como bien lo dices, si confías en Dios y sobre todo en su Espíritu Santo quien es el que nos dicta al corazón lo que debemos de seguir, vas rumbo a convertirte en la adoradora en Espíritu y en Verdad, bendiciones y que el Señor te guarde y te guie hasta el final. Sean esas bendiciones multiplicadas para tu vida también. ➡


  • Omayra el

    Emerson Diaz Dios te bendiga y gracias por ser instrumento de su palabra y compartir y enseñar como ser un verdadero adorador en Espíritu y en Verdad. Tremenda enseñanza. Que Dios te continúe bendiciendo en llevar otros mensaje y enseñanzas para la Gloria del Señor. Bendiciones del cielo. Muchas gracias.


    • Emerson Diaz el

      Gloria a Dios hermana Omayra me alegra ser un instrumento de bendición para tu vida, y conocer que cada día se estan levantando más adoradores en Espíritu y en Verdad. Adelante en Cristo. 🙂


  • ROSAPIA el

    Qué hermoso lo que has compartido. Gracias a Dios por tu vida hermano- Este texto ha sido de gran edificación para mi vida…


    • Emerson Diaz el

      Me alegra leer esas palabras de tu parte Rosapia, pues en parte, es para edificar tu vida, y para edificar a todos aquellos que vengan a leer aquí este tema, como tú lo hiciste hoy también. Muchas bendiciones y sigue adorando -en Espíritu y en Verdad.



    • Emerson Diaz el

      La gloria es de Dios. Animo Miguel que Dios te lleve a pastos verdes y puedas experimentar tu adoración para Dios en Espíritu y en Verdad. 🙂


  • NANCY ZACARIAS el

    ES UN DOCUMENTO MUY INTERESANTE LA CUAL TE ENSEÑA LO IMPORTANTE Y ESPECIAL QUE ES SER UN ADORADOR EN ESPIRITU Y EN VERDAD. LOS PASOS A SEGUIR PARA ALCANZAR LA PLENITUD DE SU GRACIA.

    BENDICIONES Y QUE PUEDAN CAMBIAR MUCHAS VIDAS Y SEGUIR LLEVANDO MAS MENSAJES A MUCHOS JOVENES QUE NECESITAN DEL AMOR DE CRISTO.


    • Emerson Diaz el

      Gloria al Señor Nancy, me alegra que te fuese de bendición este tema en tu vida. Y ese es el propósito que podamos comprender que tenemos a Dios el único ser majestuoso y digno de ser glorificado y alabado. ¡Amen!


  • Manuel A. Yalanda el

    gracias a Dios por la oportunidad de haber sido alcanzado por su misericordia para sus propositos


  • Manuel A. Yalanda el

    esta es la verdad unica a la cual fuimos llamados, es el proposito por cual debemos vivir, por demas la escritura dice que fuimos creados para alabanza de su gloria y para ello se requiere de una total rendicion incondicional sin importar las consecuencias


    • Emerson Diaz el

      Así es Manuel, rendición a Dios y entrega es lo que necesitamos para que Dios tome el control de nuestras vidas y nos dirija hacia la adoración de su gloria y majestad. 🙂


Leave a Reply