Suscríbete gratis para notificarte cuando publique algo nuevo. --*Suscribirme* cerrar ×
+

Cuan grande es mi Dios

¡Cuán grande es Dios! Esta puede ser una de las formas de expresión y de exclamación que podemos ofrecerle a nuestro Dios, quien está sentado en el Trono, cuando reconocemos sus grandezas y misericordias para con nosotros, la grandeza de nuestro Dios soberano es mayor que cuando apreciamos aquellas cosas bellas que Él realizó en su creación, pero ¿Cuán grande es Dios para ti?

Cuando le expresas adoración a Él, puede ser que experimentes esa grandeza como me ha sucedido a mí, que constantemente puedo sentir como su poder y su grandeza me inunda el corazón, y penetra hasta lo profundo de mi alma, cuando logro entablar esa relación personal de adoración con Dios.

Cuan grande es Dios

Una hermosa postal que refleja la grandeza de Dios.

El motivo principal de estas palabras, son para que puedas experimentar la grandeza de Dios sobre tú vida, y para que puedas descubrir las cosas bellas y hermosas que puedes encontrar, cuando abres tu corazón a Jehová el Dios de los ejércitos, y proclamas con todo tu corazón su grandeza.

La Biblia me enseña parte de su grandeza por medio del verso bíblico que se encuentra en 1 Crónicas 16:25, en donde podemos apreciar lo que Dios significa para nosotros.

La palabra «Grande» es utilizada para definir algo «que supera en tamaño» (RAE), en el caso de Dios, su grandeza es única y eminente (que descuella entre los demás), es decir, un Dios que no tiene comparación con otros dioses, por esa razón el verso habla sobre temerle sobre cualquier otro dios.

Temer esa grandeza, es parte de vivir en la grandeza de Dios, ¡Porque grande es Jehová! Y digno de suprema alabanza.

Es aquí en donde tu corazón debe de saber, que cada vez que expresa palabras al Grande, estás haciendo una alabanza que da honor y gloria a su hermosura. Quizás puedas decir ¿Qué gano con esto?, ganas mucho más de lo que te imaginas, porque estás dándole el primer lugar a Dios, sobre cualquier dios que quiera llevarse las glorias que no le pertenecen.

Darle ese primer lugar a Dios, es un acto de obediencia, es un acto de gratitud para exaltar a nuestro Padre celestial, lo más hermoso es que al hacer esto, podemos ver que Dios ve con buenos ojos, que tú le digas con todo el corazón, ¡Cuan Grande eres Dios!

Cuán grande es Dios es más que palabras

La grandeza de Dios se ve reflejada en aquellas cosas que Él hace para contigo, su aire y su lluvia caen constantemente sobre todo el mundo, el Sol y la Luna resplandecientes nos recuerdan constantemente la obra de sus manos, estas cosas hermosas deben de estar presentes en tu mente, y sobre todo, debes de saber que te encuentras alabando la grandeza de un Dios vivo y poderoso, que tiene el control sobre cada uno de sus pequeños.

Las palabras Cuan grande es Dios, es una expresión que va más allá de nuestro entendimiento, pero al decir estas palabras con entendimiento, estamos honrando al Dios de dioses, al Rey de reyes, al Señor de señores, di con todo tu corazón ¡Cuán grande es Dios!

Quizás puedas preguntarte, ¿pero a que Dios le estoy ofreciendo estas palabras? Es al Dios de los ejércitos, porque nuestro Dios se escribe con D mayúscula, simbolizando que es único, incomparable y poderoso sobre cualquier otro dios sobre la faz de la tierra.

Recuerda

Cada vez que digas en tu corazón y confieses con tu boca las palabras ¡Cuán grande es Dios! en un momento de adoración, en un momento de oración, o en cualquier momento que te encuentres rindiéndole a Él la gloria y la alabanza, recuerda estos puntos importantes:

1. Estás engrandeciendo al único Dios

2. Estás confesando que Dios es tú único Dios sobre cualquier otro dios.

3. Estás ofreciendo suprema alabanza con tu boca a Dios.

4. Con la expresión declaras quien es el Señor de tu vida.

5. Se deleita tu alma y tu espíritu.

Ahora cuando adores y le expreses a Dios con entendimiento estas palabras que pareciesen tan sencillas, experimentarás una adoración más profunda, una adoración más directa, y si la comienzas a ejercer a partir de hoy, sentirás como la adoración es más fluida y entendible para tu corazón y alma. Cada vez que expresas con tu boca las palabras ¡Cuán grande es Dios! recuerda que es más grande de lo que nuestra mente limitada pueda imaginar, y mucho más poderoso que cualquier dificultad que puedas atravesar; por esa razón digamos juntos ¡Cuán grande es Dios! el poderoso de Israel que está de nuestro lado. Emersondiaz.com



Sin respuesta

Toca aquí para comentar


Todavía no se han publicado comentarios.

Leave a Reply