Suscríbete gratis para notificarte cuando publique algo nuevo. --*Suscribirme* cerrar ×
+

¿Cómo salir de un desierto espiritual? 2 Claves

¿Alguna vez te has encontrado en un desierto espiritual? Voy a responder la consulta de una joven suscriptora, quien me ha preguntado “¿Cómo puedo enamorarme más de Dios?”, y “¿Cómo puedo salir adelante cuando estoy atravesando un desierto espiritual?” Voy a responder algunas de estas preguntas en el siguiente tema, en base a experiencias propias, en donde Dios en su mano poderosa puede sacarte de cualquier desierto que estés atravesando en estos momentos.

Salir desierto espiritual

Te comparto algunas claves para salir de cualquier desierto espiritual.

Antes de compartir lo siguiente, quizás puedes preguntarte: “¿Existen los desiertos espirituales? ¿Qué son los desiertos espirituales?” Usualmente un desierto espiritual, es aquel desierto que atravesamos, cuando sentimos que la presencia de Dios se aleja de nosotros, sentimos que estamos luchando solos en este mundo, que no tenemos a nadie, e inclusive sentimos que no podemos ingresar ante la presencia de Dios, pareciera como “Si Dios nos hubiese abandonado”. No te preocupes, todos en algún momento de nuestras vidas, hemos atravesado nuestros propios desiertos, inclusive yo mismo los he vivido, y no es nada grato estar metidos en medio de las arenas movedizas.

¿Cómo es el desierto espiritual?

Si te ha tocado ver algún desierto natural, te darás cuenta de que la vida que posee ese desierto es escasa, pero viendo el desierto con naturalidad nuestros ojos usualmente ven arena, y algún tipo de malezas que crecen en los desiertos, en mi caso, los desiertos naturales que me han tocado ver, están llenos de rocas, están llenos de maleza, y cuando sopla el viento se levantan grandes nubes de arena, muchas veces en temporadas de calor es insoportable estar dentro de un desierto, literalmente las rocas se vuelven como grandes carbones encendidos, y el calor aumenta considerablemente…

Usualmente cuando estamos de visita en los desiertos, si no se cuenta con agua suficiente, automáticamente podríamos morir deshidratados, no puedo ni imaginar vivir en un desierto sin agua, es más las únicas personas que se internan para vivir algunas temporadas en los desiertos, lo hacen con casas-carro-movibles, en donde cuentan con todo lo necesario para poder vivir por largos periodos de tiempo internados en los desiertos.

Así que si comparamos estas cualidades de un desierto natural con un desierto espiritual, es exactamente lo mismo, en el desierto espiritual, sentimos que el agua que representa al Espíritu de Dios, se nos escasea, las tormentas de arena que soplan alrededor, son los problemas que nos rodean, y muchas veces son problemas serios, además las rocas pueden ser muchas veces piedras de tropiezo que nos hacen vernos tirados en la arena del desierto y no avanzamos en los caminos de Dios, y sentimos que nos hundimos cada día más en los problemas y no hay forma de salir de allí.

2 Tipos de desiertos espirituales

Para comprender más a fondo el desierto espiritual, me gustaría nombrar 2 tipos de desiertos que existen bíblicamente, y es de esa manera que  puedes comprender en cuál de estos desiertos te encuentras tú.

En la Biblia podemos encontrar que Dios dirigió a los israelitas en medio del desierto para sacarlos de su cautiverio (Éxodo 12:37), y fue el plan de Dios hacerlos cruzar tras dejar la esclavitud en Egipto, mientras iban por el desierto, la Biblia nos narra de que Dios fue proveyendo todo lo necesario para que el viaje de ellos fuese exitoso. Pero si continuamos leyendo lo acontecido, nos daremos cuenta de que más adelante, los israelitas fueron desobedientes a la Palabra de Dios, y en consecuencia muchos de ellos murieron en el desierto, y todo esto fue por su desobediencia a Dios.

El desierto de la desobediencia

El primer desierto que muchas veces los cristianos atraviesan, es un desierto que muchas veces es causado por la desobediencia a la Palabra de Dios. Y para salir de este desierto es necesario reconocer primeramente en donde se le ha fallado a Dios, y con una voz de humildad pedirle primeramente perdón a Dios.

Si tal es el caso, de estar atravesando un desierto causado por la desobediencia hacia Dios, lo importante de todo es tener un corazón humillado ante la presencia de Dios, y reconocer que nos hemos equivocado, yo atravesé desiertos por haberme equivocado en algunas ocasiones, y por mi desobediencia a la Palabra de Dios, y lo reconozco, por esa razón te invito a caminar conforme al corazón de Dios, porque cuando no caminas conforme al corazón de Dios, esta puede ser una de las razones por las que has caído en un desierto espiritual, en donde las aguas de la Palabra de Dios se han secado en tus raíces, que representa tu alma y tu espíritu. La desobediencia hacia Dios muchas veces nos mete en desiertos tan profundos, en los que también se conocen como ataduras, estas ataduras son causadas muchas veces, cuando decides seguir lo que tu corazón cree conveniente, sin antes consultar lo que Dios tiene para tu vida verdaderamente.

Ataduras, es algo que se practica y que se queda atado (a) a alguna cosa o persona que no está bajo el plan de Dios, o conforme al corazón de Dios, por ejemplo el sexo ilícito, el consumo de drogas, tomar malas decisiones, o por qué no decirlo más claro, practicar pecados que nos alejan del plan divino que Dios tiene para cada uno de nosotros. Con estos ejemplos, no estoy diciendo que tú has practicado estas cosas, simplemente estoy tratando de exponer algunas situaciones que pueden llevarte a caer en estos desiertos causados por la desobediencia hacia Dios.

Por esa razón, te invito a comenzar a clamar misericordia para tu alma en medio de ese desierto, para que Dios comience a extender su mano poderosa sobre tu vida, confiésale al Señor las áreas en las que le has fallado, y que te empujaron a caer en ese desierto (si tal es el caso), dile al Señor con todo tu corazón, en oración, que necesitas esa frescura de su presencia, que necesitas esa llenura de su santo Espíritu. Clama con todo tu corazón, y como dice su Palabra en Jeremías 33:3 “YO TE RESPONDERÉ”. Al ver el Señor una actitud de hambre a su Palabra, y un clamor desde el fondo de tu corazón, Dios tiene la capacidad de extenderte su mano, y no solamente sacarte de ese desierto, tiene el poder para hacerte caminar en fuentes de aguas dulces que saltan para Vida Eterna.

El Señor al escuchar tu sinceridad extiende su mano para sacarte de ese desierto, e inmediatamente puede moverte a pastos verdes, llenos de su Espíritu Santo, llenos de la unción de Dios para tu vida, Dios es especialista en guiarte por medio de ese desierto a aguas frescas, a manantiales limpios, y puede además renovar un espíritu limpio y recto en tu corazón, si se lo pides con todo tu amor.

El desierto de la prueba

Ahora quiero exponerte el siguiente caso bíblico y muy conocido, cómo es el caso del siervo Job, quien vivía cómodamente según el relato de la Biblia (Job 1:3), y fue un hombre que es ejemplo hasta nuestros días porque fue un hombre íntegro, perfecto y recto en todos sus caminos, temía a Dios y estaba apartado de todo mal (Job 1:1), pero todas estas comodidades más tarde le jugarían en contra, al Dios tratar con él para de esa manera probar su corazón, ya que lo tenía todo, una familia hermosa, y bienes materiales en abundancia. Pero si analizamos el caso de Job, nos queda claro de que todos los hijos de Dios de alguna manera vamos a atravesar desiertos. La prueba que le fue dada al siervo Job, es una prueba que nos lleva a recordar, de que hay desiertos espirituales para ser probados como el oro, y estos desiertos de alguna manera nos ayudan a mantener nuestra integridad ante Dios, quizás no son tan duros como los que el siervo Job atravesó, o probablemente son peores los desiertos que muchas veces atravesamos, pero hasta ahora lo que Job vivió, y como logró mantenerse firme ante Dios, es uno de los casos más extraordinarios que la Biblia nos declara, al ver la actitud de este varón de Dios.

Cuando estamos confiados de que estamos sirviendo a Dios, y sabemos que le amamos con todo el corazón, y de pronto nos vemos sumergidos en este tipo de pruebas o desiertos, no hay duda de que es una prueba puesta por Dios, en donde nos está refinando cómo el oro, nos pasa por el fuego, y muchas veces estos desiertos espirituales nos ayudan a comprender algún plan y algún propósito de parte de Dios para nuestras vidas.

Atravesar desiertos no es nada fácil, estos desiertos muchas veces nos dejan nuestras raíces espirituales secas, cuando es un desierto de prueba, también podríamos sentir como que Dios nos ha abandonado, pero aquí es cuando viene las siguientes claves que quiero compartirte para salir de estos desiertos.

2 claves para salir de esos desiertos espirituales

  • 1) Cuando estas en el desierto, llegó el momento de analizar nuestro corazón, y verificar en que le hemos fallado a Dios, si hay algo oculto en lo que reconocemos que le fallamos a Dios, es momento de reconocer con humildad esos fallos, de esa manera vas a despojarte de esa presión que sientes. Por ejemplo: “Señor reconozco que te he estado fallando con esas amistades, ellas no provienen de ti, porque en lugar de yo ganarlas para ti, ellos me están ganando para el mundo”, en consecuencia, el ejemplo de las amistades, ejercieron más presión y poder sobre tu vida, y terminaron apartándote de la gloria de Dios, y esto ha causado que tu alma ingrese al desierto. Por su puesto que este ejemplo aplica en otras áreas de la vida. Todas estas cosas tienes que exponérselas a Dios, pero tienes que analizar en qué área le estas fallando a Dios y esto te está afectando la comunión con Dios. Cuando reconoces estas cosas, no dudes de que Dios estará ya en el asunto, comenzarás a sentir en tu alma algo que expuso el salmista, “mis huesos se envejecieron mientras callé” Salmos 32:3, pero más adelante dice: “Confesaré mis transgresiones a Jehová (tus faltas o pecados)” Salmos 32:5, y de esa manera, tus huesos que simbolizan tu alma se envejecen, se fatigan, se sienten metidos en ese desierto, pero mientras clamas a Jehová y recuerdes “no callarle nada”, entonces Él es fiel y justo para hacerte renacer de nuevo, y para sacarte de ese desierto obscuro y sucio, para llevarte a esos manantiales de aguas limpias, que es su Palabra viva y eficaz.

 

  • 2) La segunda clave para salir del desierto de prueba, este tipo de desierto como lo mencioné anteriormente, es un desierto en el que muchas veces Dios nos hace atravesarlo (como el ejemplo de Job), y son días de pruebas, son momentos en los que yo mismo tuve que llorar, tuve que comerme el polvo mientras me levantaba de la arena, es cuando estas tirado (a) en la arena, cuando la temperatura se encuentra a unos 120º F, y el calor es insoportable, son problemas que muchas veces no los entendemos, hasta que vemos lo que Dios realmente quiere para nuestras vidas. Cuando piensas que lo estás perdiendo todo, cuando piensas que ya “Dios te abandonó”, y crees que lo mejor es renunciar a tu fe, la clave para renovarte y salir de ese desierto, no solamente está en el ayuno y la oración, en mi caso, por ser adorador me ha funcionado mucho mejor el leer su Palabra y alabar y exaltar a Dios con todas mis fuerzas, y con todo mi corazón. Aunque quiero aclarar de que cada uno de nosotros puede ser movido por el Espíritu Santo al ayuno y la oración también, pero en mi caso hay momentos en los que el adorar a Dios con toda la fuerza, me es mucho más productivo que arrodillarme y quedarme dormido algunas veces orando, lo digo con toda sinceridad, pero no descarto que la mayoría de batallas se ganan de rodillas, y con ayuno, pero sobre todo escudriñando la Palabra de Dios; pero si prefieres orar, ayunar, leer la Palabra y sobre todas las cosas adorar a Dios con todas tus fuerzas conforme Dios te dirija, harás estragos sobre los problemas, y Dios al ver ese corazón quebrantado, es un Padre tan maravilloso que inmediatamente (o al tiempo exacto de Él), te extenderá su mano para sacarte de ese desierto y darte victoria por medio del poder de la Sangre de Cristo, quien derrotó a los principados y a las potestades, dándonos Victoria a todos los hijos de Dios. ¡ALABADO Y GLORIFICADO SEA EL NOMBRE DE DIOS TODO PODEROSO! Cuando estás como una rosa marchitada en medio del desierto y gritas ¡Dios te necesito con todo mi corazón! Te recuerda las palabras que dicen: “Nunca te dejaré y nunca te abandonaré”, es cuando recuerdas que estas del lado del gigante, del lado de aquel quien te dio la vida. Aplica estas claves, y verás el poder de Dios sobre tu vida y saldrás fuera de ese desierto espiritual a partir de este momento.

 

Cuando estés fuera de ese desierto, te darás cuenta de que Dios es tan especial y verdadero, que no dejarás de adorarle con todo el corazón, y de esa manera vivirás enamorado (a) de Dios, cuando veas su poder y su mano poderosa sobre tu propia vida. Más adelante voy a profundizar en ese tema, pero por ahora, necesitas obtener la paz y la gracia de Cristo. Recuerda, esos desiertos muchas veces son necesarios para ser probados, pero una vez los atravesamos, obtendremos victoria, y si te ocurrió como a Job que “aparentemente lo perdió todo cuando estuvo en ese desierto”, recuerda que después de que Dios vio su fidelidad, Dios le duplicó todo, y vivió por largos años. Así que aquí están algunas claves importantes que te ayudarán para salir de cualquier desierto espiritual. Animo ten fe, Dios está de tu lado.



19 Respuestas

Toca aquí para comentar


  • Marcia Adriana Moreno Vaca el

    Dios te bendiga gracias por este mensaje fue de mucha edificación para mi vida, estoy pasando momentos duros con mi esposo como pareja solo la fe en Dios me ayuda a seguir adelante y creer que llegará el tiempo que ya no habrá dolor, tristeza ni llanto. Amo tanto a mi familia y esposo pero día a día me marchito como una flor en el desierto es por eso que necesito tanto de la ayuda de Dios y de consejos . Gracias Dios lo bendiga


  • ANGIE INES el

    hola como estas me encuentro pasando un desierto para ser´probada ha sido duro todo se ha a quitado el trabajo estoy en una crisis financiera, tenaz debo renta DIOS me mostró el ayuno y oración no ha sido fácil aveses siento que no puedo mas ,que mis fuerzas se terminan he llorado tanto …caí ya la primera vez pero dios me hablo como pedro oro para que tu fe no falla al momento pensé alejarme de jehova pero no puedo hay algo mas grande que no puedo volví ala iglesia aunque mi cuerpo esta presente mi mente ausente ahora otra vez he sentido la cumunion con Dios HOY ESCRIBO NECESITO UN APALABRA DE ALIENTO TENGO LLAMADO LOSE PERO NO SE COMO HACERLO COMO SEGUIR LOS PASOS …


  • marcia castellabos parra el

    Justo atravieso una dura travesía por el Desierto que llega post Prueba y/o Plan de Dios que lleva ya cuatro años .En medio de esas pruebas fue que conocí a Cristo y me aferré a EL,hoy más recrudecido la travesía por el Desierto,lo amo más porque he aprendido y sinceramente no creo se pueda salir «a voluntad».Un Plan De dios,no es el vivir normal o cotidiano de un cristiano es un «lo tienes que hacer» y ahí se cambia todo.Hablo con Fé y base.Gracias.


  • Manuel el

    Estimado Emerson. Me han servido tus palabras y yo estoy atravesando el desierto de la prueba y la verdad es que me siento atrapado. Lo unico que puedo hacer es como dices tu orar, ayunar y adorar con todas mis fuerzas a Dios. Pero es como tu dices un lugar en el que parece que todos te han abandonado, en el que le pides perdón a Dios por todos tus pecados pero aún sigues ahi y no sabes cuando ni como vas a salir. En el que no sabes que mas hacer y parece que todo llega a su fin


  • Marce el

    No podía entender lo q me pasaba, he descubierto q estoy pasando por un desierto y me puse a investigar sobre el! Pero después de tanto tiempo de sentirme así, le pregunte a Dios y él me llevo a descubrirlo. Siento q estoy dando un gran paso y ahora puedo encaminar mi oración pidiendo a Dios q me ayude atrazar está situación ya sea por desobediencia o prueba! Me sirvió mucho esta reflexión! Gracias!!!!


    • Emerson Diaz el

      Adelante Marce, pero Dios es más grande para librarnos de esos desiertos, y lo importante es que Dios ya te mostró en donde estas, y esto te permite orar y leer su Palabra para poder salir de cualquier prueba que estés atravesando. La gloria sea para Dios. 🙂


  • Ursula el

    Gracias, me ayudo mucho ahora quiero ponerlo en práctica, Dios te bendiga


    • Emerson Diaz el

      Animo apreciada Ursula que no siempre estaremos en los desiertos espirituales, vendremos a manantiales de aguas vivas escudriñando su Palabra. De igual manera seas bendecida. 🙂


  • Mary Reyes el

    Estoy pasando
    por un desierto y estas palabras son de gran bendicion para mi vida es duro se que tengo que pasar por este desierto hermoso todo lo que lei muchas gracias que Dios te bendiga grandemente . sabes
    soy adoradora le adoro le alabo es durisimo, y estoy confiando en el poderoso de israel e llorado mucho mi alma le alaba no me canso de alabarle se que es un proposito que Dios te bendiga bendiciones de lo alto….


    • Emerson Diaz el

      Gloria al Señor Mary, muchos de nosotros ya hemos estado en esos desiertos, y debes de saber que no eres la única que lo atraviesa, pero me alegra que este tema sobre el desierto espiritual que atravesamos te es de bendición. Adelante en Cristo y sin desmayar. Dios está de tu lado y así como pasamos desiertos Dios también nos saca de ellos con su mano poderosa. 👍🏼


  • Mabel el

    Emerson, hermano te agradezco por compartir tu experiencia y conocimientos. Con toda seguridad voy a tomarlos en cuenta. Precisamente estoy tratando de salir de lo que bien podría llamar un desierto al retomar la lectura de la Biblia. Se que Dios me pide algo pero muchas veces me gana la pereza espiritual. Pediré incansablemente fuerzas para continuar en esta lucha. Dios te bendiga hermano y haga brillar siempre su luz sobre ti. ALABADO SEA EL DIOS TODOPODEROSO!, A ÉL LA GLORIA Y EL PODER POR SIEMPRE!. Así sea.


    • Emerson Diaz el

      Así es hna Mabel, todos incluyendo a Cristo mismo, en algún momento atravesaremos desiertos, pero poderoso es Dios para socorrernos cuando atravesamos desiertos espirituales. Gloria a Dios, y adelante, no te desanimes Cristo venció por nosotros y tenemos su fortaleza mediante el Espíritu de Dios para ser librados del desierto. De igual forma haz que la Luz de Cristo brille cuando andes en soledad, eres sal de la tierra, y luz también para el mundo. Amen 🙂


  • Flor el

    Me encanto esta reflexion, bendiciones. 🙂


    • Emerson Diaz el

      Pon tus peticiones en las manos de Dios, y al salir del desierto espiritual llegarán manantiales de aguas frescas a tu vida. 😉


      • Paula mosquera el

        Dios te bendiga muchísimo tu texto me vino como agua refrescante que maravilloso porque estoy viviendo un momento algo incómodo pero que me hizo buscar a Dios y humillarme…. gracias


        • Emerson Diaz el

          Bendiciones Paula, y me alegra que por la fe saliste del desierto espiritual en el que te encontrabas, damos la gloria a Dios por eso.


      • Yadira el

        Amen Muchas gracias! Estoy pasando por ese desierto pero se que Dios no me dejará.


  • Cinthia Amador el

    Me gusta tu actitud de cristiano, me gusta como te expresas de la palabra De Dios.


    • Emerson Diaz el

      Animo y cualquier desierto espiritual que estés atravesando que la Palabra de Dios ministre tu vida y te de esas fuerzas como las de búfalo. Dios está contigo. Bendiciones 🙂


Leave a Reply