Suscríbete gratis para notificarte cuando publique algo nuevo. --*Suscribirme* cerrar ×
+

¿Cómo encontrar al mejor amigo?

¿Buscas al mejor amigo de tu vida? Cuantas veces has tratado de comunicarle todas tus dificultades a un amigo o amiga, en la intimidad de tus problemas, o quizás en la soledad de la noche, y te das cuenta de que el mundo casi siempre “necesita de un amigo (a)”, sin embargo, yo no tengo nada en contra de que la sociedad pueda contemplar la idea de que un amigo (a) estará siempre ahí para “extenderte la mano”, de hecho conozco buenos amigos que han sido excelentes personas conmigo, y les sigo valorando a pesar de las distancias.

Jesus el amigo fiel

¿Sabías que hay un amigo fiel esperando que le cuentes todo? A continuación te explicaré.

Pero el punto es de que nosotros debemos de comenzar a tomar más en cuenta al amigo por excelencia llamado Cristo Jesús, quien más que un amigo, es nuestro Salvador y redentor, de quien podemos confiar y entrar confiadamente al trono de Dios.

Dijo un pensador: “Cuando doy – me doy, porque al darme, recibo el doble”. Y de hecho este pensamiento me identifica mucho, porque personalmente me gusta darme, me gusta ofrecer sin esperar nada muchas veces a cambio, pero puedo sentir la satisfacción de que cuando recibo, siempre recibo el doble. De igual manera, Cristo se ha dado en sacrificio para ofrecernos no el doble, sino toda una vida eterna a su lado junto a las riquezas y promesas en gloria, y tenemos ese acceso directo al tomarle como el amigo fiel y verdadero.

Muchas veces nuestra comunicación con Dios es cortada porque lo primero que hacemos es acudir al amigo (a) terrenal, mientras que Dios está esperando que te comuniques directamente con Él mediante su hijo amado Jesucristo, pero estando Dios en silencio, en las alturas y en todas partes del mundo, no es posible que vayas primero con el amigo (a) a consultarle tus problemas, cuando la Palabra de Dios nos enseña de que Cristo es quien está dispuesto a escucharnos; Y que mediante Cristo podemos encontrar la única vía directa para comunicarnos con el Padre que está en gloria.

Yo veo mi vida como una pequeña barca, sencilla y humilde, no veo mi vida como un “yate de lujo”, o menos cómo un barco que se asemeja al Titánic. Simplemente no es el tipo de material con el que está hecha mi barca, lo que realmente importa es quien maneja esa barca que representa mi vida, y quien la maneja se llama Cristo Jesús, el autor y consumador de la vida, por quien podemos ser salvos y es el único que puede interceder por nosotros y se encuentra sentado a la diestra del Padre (Romanos 8:34).

Muchas veces visualizo mi vida sobre una gran montaña, y es de esa manera que quiero que visualices tu vida, tú sabes que una montaña está segura, y por lo tanto cuando estas sobre la montaña, necesitas ver hacia todos lados, y contemplar lo que los Salmos alaban diciendo; “Alzo mis ojos a los montes, ¿de dónde viene mi socorro? Mi socorro viene de Jehová Dios mío, quien ha hecho los cielos, la tierra y todo lo que en ella habita” (Salmos 121:1-2).

Si el creador del cielo, la tierra y las montañas ha tenido el cuidado de embellecerlas, porque negarle nuestra comunicación y amistad a Cristo, quien está de tu lado diciéndote “yo soy tu amigo fiel” (1 Corintios 1:9).

En el libro de Lucas 11:5-10 encontramos una bella narración sobre el amigo, de hecho el amigo que la Biblia narra, habla de que él sería capaz de levantarse a darle unos panecillos a un amigo que irrumpió por la noche a pedirle ayuda, de igual manera si continuamos la lectura verás que Cristo nos deja algunas claves importantes, tales claves deslumbran en las palabras “Pedid, buscar y llamar”, hablando de que estas cosas pueden ser beneficiosas cuando se trata de buscar al amigo fiel llamado Cristo.

Entonces analicemos estas claves, que te permitirán tener una comunicación más profunda con tu mejor amigo de toda la vida – Cristo.

Para hallar al amigo fiel Cristo dejó 3 claves importantes

  • La primera es «Pedid» – Según la RAE, es “demandar a alguien que haga o dé algo, pero prestemos atención, ese algo será dado “por su gracia o justamente”. Entonces cuando tú vienes a pedirle a Cristo, reconociendo que él es tu amigo por excelencia, tienes que tener en mente de que Dios puede darte ese algo, pero ese algo será dado por su gracia y obrando en su justicia, no en la injusticia.
  • La segunda clave es «Buscar» – Esto quiere decir “hacer algo para hallar a alguien”, en este caso, hay un popular dicho que dice: “el que busca encuentra”, si tu anhelas tener los favores y misericordias de tu amigo Jesucristo, entonces tienes que buscarle para hallarle, si le buscas le vas a encontrar, y nunca más querrás separarte de su mano poderosa, cuando aprendas a confiarle tu alma entera a Él.
  • La tercera clave es «Llamad» – Y significa “Dar voces a esa persona o hacer ademanes para que venga”, significa además “invocar, pedir auxilio”. Entonces cuando te encuentres en situaciones difíciles, cuando creas que no tienes a nadie que pueda auxiliarte en medio de tus problemas, puedes acudir a Él llamando su nombre, para que venga en tu auxilio a obrar justamente sobre tu vida, y de acuerdo a como te has dirigido por este mundo, la Biblia te muestra que llamando a su nombre encontrarás a ese amigo fiel por excelencia llamado Cristo.

Cristo nos está dejando en claro los pasos que tenemos que seguir para tener su favor y su misericordia con estas claves. De hecho cuando nos acercamos a Él, vamos a descubrir que no estamos solos en el camino, que hay alguien a quien verdaderamente le importamos, porque murió en la cruz del Calvario, para darnos salvación y vida eterna.

La Biblia te pide que pidas, llames, y busques su nombre hoy mañana y siempre.

– Si eres un creyente al evangelio de la Cruz, esta es tu oportunidad para echar a andar tu fe, llamando a ese amigo y confiarle todas tus debilidades y dificultades.

– Si no eres un creyente, esta es la oportunidad para que le abras la puerta de tu corazón e invites a tu amigo Jesucristo a ingresar a tu vida, para que mediante su dirección, puedas comprender de que no estás sola o solo. Para ello sugiero que hagas una oración de fe: “Señor Jesús reconozco que necesito de tu amistad, y hoy quiero abrirte la puerta de mi corazón para que entres a morar en mi vida, reconozco que tú eres el hijo de Dios, y que moriste por mis pecados en la cruz del Calvario, y que resucitaste al tercer día, te abro la puerta de mi corazón para caminar de la mano contigo,  y de esa manera me muestres el camino correcto que debo seguir mediante tu Palabra, inscribe mi nombre en el libro de la vida, lavame en tu sangre y has de mí una nueva creatura a partir de hoy”.

Comunícale a tu amigo Dios todo lo que está en tu corazón

Ahora que tienes la certeza de que estas del lado del amigo fiel llamado Cristo, es momento de que comprendas, de que hay una razón del por qué pedirle a Cristo, Él te está invitando a que formes parte de su círculo de amigos, pero para ello tú debes y necesitas comunicarle a Dios todo lo que está en tu corazón, Dios te está diciendo aquí estoy, estoy con los brazos abiertos esperando que me “pidas” en justicia, estoy esperando “que me busques”, estoy esperando que me “llames”, ten confianza en Dios.

Por esa razón necesitas…

1). Cuidar que cada día esa comunicación con Dios sea fluida, y sería una gran irresponsabilidad de tu parte el no poderle comunicar lo que sientes en tu corazón a Dios. Imagina, Dios mismo nos muestra en su Palabra de que él quiere que hablemos con Él. No es algo forzado, es algo que Él te pide, pero tampoco te obligará.

2). Cuando tú le callas lo que está en tu interior a tu amigo Jesucristo, demuestras que pudieses estarle ocultando algo malo, y por tal razón has decidido callarle todo, para que de acuerdo a tu mente y tus hechos creas que “Él no lo sabe todo”.

3). Cuando le cuentas todo a tus amigos terrenales, le quitas el lugar a Cristo y es cuando muchas veces “hacemos mayor al hombre”, y dejamos por un lado a quien es mayor que el hombre «Cristo», y quien finalmente conoce todo de nosotros.

Cuando Sansón le reveló su “secreto a Dalila”, lo que ocurrió es que ella terminó revelándose en contra de Sansón, y nos dimos cuenta de que ella terminó con la carrera de Sansón en la tierra. Y hoy en día el espíritu de Dalila se pasea por el mundo “¿Cuéntame que te paso y te prometo que no se lo digo a nadie?” y al final termina sabiéndolo hasta el nuevo vecino que tiene 2 días de haberse mudado al vecindario.

Por tal razón no detengas tu comunicación con Dios, Dios es el único amigo fiel, ten la certeza plena de que para Dios estamos completamente desnudos ante su presencia, y no hay nada oculto que Dios no sepa de ti o de mí.

  • El conoce nuestras tristezas… Sabe quiénes somos, porque él mismo padeció y sufrió nuestras dolencias, e incluso sufrió tristeza al ver a un gran amigo muerto en la tumba llamado Lázaro. En Juan 11:11, nos describe el relato bíblico que Jesús le llamó “amigo” a Lázaro, pues le tenía gran estima, tal como la tiene para con nosotros.
  • Cuando tú eres amigo (a) del Señor, y lo reconoces cómo tal, Él te va a amar como a nadie, porque Él sabe que tú le amas a Él sobre todas las cosas. Y si continuamos con el relato de Juan 11:35, el corazón de Jesús fue quebrantado al llorar por aquel gran amigo llamado Lázaro, al saber que había muerto, sin embargo, el corazón de Cristo fue tocado para levantar a Lázaro de la tumba, pues le tenía gran estima, como lo narra el verso 36 de Juan 11.

Cuando vienes en busca de Jesucristo tienes al mejor amigo de tu lado, debes de saber que Cristo te ama con amor eterno, si Cristo lloró por Lázaro y encuentra en ti que tú amas su nombre y su Palabra, descubrirás al amigo fiel por excelencia, y probablemente llorará junto a ti en tus problemas.

  • Por esa razón nuestras tristezas el Señor las convertirá en gozo, cuando le tienes en primer lugar a Él, y cuando reconoces que vas tomado (a) de la mano con tu amigo, con aquel que fue capaz de dar su vida por ti, y por este pobre pecador.
  • Todos tus éxitos e inclusive tus fracasos ya están en las manos de Dios. Cuando estás del lado del gigante, porque has decidido tomarle en cuenta para que corrija y dirija tu vida, te darás cuenta de que todo está ya depositado en las manos de tu gran amigo.
  • Tus temores, caídas y necesidades… ya están en las manos de Dios.

De hecho en Josué 1:9, te invita la Biblia a esforzarte, y que seas valiente, y que camines del lado del Dios de los ejércitos, de aquel que nunca ha perdido una batalla, y que siempre está de tu lado para socorrerte, y para brindarte su mano, cuando le pidas auxilio.

Pero para que todo esto sea escuchado por el amigo fiel, necesitas tener en mente las 3 claves, Pedid, Buscarle y llamarle…, desde ahora en adelante, depende de ti el quererle buscar, depende de ti de hacer vivas estas palabras en tu vida, para que nunca más dependas de la humanidad, sino que tu vida dependa de Jesucristo, para que pueda dirigirte hacia pastos verdes llenos de gozo, fe y esperanza que te traerán un nuevo día para tu vida, un nuevo despertar, una nueva canción, una nueva ilusión junto al Señor, y así vivir momentos hermosos junto al mejor amigo del mundo, Jesucristo.

Por esa razón necesitas creer con todo tu corazón, de que Cristo, tu amigo fiel, está esperando que le pidas, que le busques con todo tu corazón, y que le llames para que acuda a tu ayuda confiándole todos tus secretos a Él.



Sin respuesta

Toca aquí para comentar


Todavía no se han publicado comentarios.

Leave a Reply