Suscríbete gratis para notificarte cuando publique algo nuevo. --*Suscribirme* cerrar ×
+

8 Claves para que te guste tu voz al cantar

Si en algún momento te preguntaste “¿No me gusta escuchar mi voz al cantar y menos cuando me graban?”, si en algún momento has tenido este tipo de pensamiento, siendo un ministro de alabanza en tu congregación o cantante habitual, quiero decirte que quizás estás viviendo bajo ese concepto que es muy natural, pero hoy me gustaría contribuir a decirte como salir de esa mentalidad, puesto que en su momento yo fui víctima de ese pensamiento. Si eres parte de esa mentalidad, este tema es para ti, vamos a salir de esa mentalidad hoy…

no-me-gusta-mi-voz

Es posible que tu voz no te guste, te ofrezco unos tips para que te guste.

La idea de hacer este articulo parte por experiencias propias, y porque me he encontrado con muchos cantantes o personas que aborrecen escuchar su propia voz cuando cantan, e incluso no les gusta que les graben porque sienten un horror profundo cuando se escuchan tras la grabación. Aunque he de destacar que hay que ser realistas, si no tienes la voz para cantar, en tus alrededores no esperes que en realidad tu voz sea agradable, pero que pasa cuando hay músicos dentro de la congregación que tienen buena voz, y aún sienten esa tensión de oírse cantar. Si eres parte de ellos, te doy la bienvenida al club de los que ya pasamos por ese momento (como es mi caso), pero a su vez ya estoy fuera de esa mentalidad, hasta que descubrí como hacerlo y es lo que hoy te voy a compartir…

No me gusta escuchar mi voz al cantar

Una vez que afinamos bien, y tenemos dominio de nuestra propia voz, vienen ciertos miedos a la hora de cantar a la gloria de Dios, y me atrevería a decir que la mayoría de músicos atravesamos por esos momentos, cuando sentimos que nuestra voz no está del todo afinada, o quizás estamos pensando “que pensarán los demás de mí al cantar”, todos estos miedos muchas veces nos llevan a pensar que nuestra voz es horrible, y que por tal razón, aún nosotros mismos no podemos aceptar nuestra propia voz. ¿Te suena esa historia un tanto parecida a la tuya?

Te comento que yo he pasado por eso, y he visto a muchos amigos y cantantes que también ya han atravesado por esa situación incómoda, de pronto una de las hermanas en la congregación se acercó a ti y te dijo: «Te acabo de grabar en el servicio, y estuvo muy hermosa la alabanza y la adoración», y con una sonrisita incomoda dices “gloria a Dios”, pero luego de recibir el impacto profundo en tus delicados sentimientos, lo primero que quieres hacer es salir huyendo, o quizás quieres ir a ver el dispositivo en donde grabaron tu voz, para primero incendiarlo con el encendedor de la estufa, o porque no decirlo, lanzarlo desde un edificio de varios metros de altura, para luego desaparecer la evidencia y la grabación de tu “horrible voz”, según lo piensas tú en ese momento en tu mente, pero esto es algo muy natural que algunos músicos atravesamos.

Yo he escuchado muchas veces de algunas personas que han dicho “que esta falta de aceptación de tu propia voz es una trampa del enemigo para desanimarte”, pero en realidad creo que esto puede venir muchas veces por la falta de seguridad en lo que estamos haciendo, y en cambiar el chip mental, y reconocer los pocos peces y panecillos que tenemos al servicio de Dios.

Esto significa que debes de reconocer lo que hay, y lo que Dios ha puesto en tu voz cuando ministras la alabanza para su gloria. Por esa razón, es que hoy me gustaría compartir las 8 claves que te llevarán a aceptar tu voz tal cual es, y que yo mismo tuve que descubrir conforme fueron pasando los años, hasta no importarme lo que dijera mi peor enemigo, que era mi propia mente, y que ahora he decidido no hacerle nunca más caso, aunque si al oído para afinar mejor. Por esa razón, el día de hoy te quiero presentar algunas claves que debes de tomar muy en cuenta, al escuchar tu propia voz sin caer en esa mentalidad negativa.

Como aceptar tu voz al cantar

  1. Primero que nada, debes de reconocer que el talento que Dios te dio, es para su propia gloria, y es para agradarle principalmente a Él, no es para que agrades a las personas, o para que deleites a los escuchas como si eres un artista secular, tu voz es para exaltar la gloria de Dios, en conjunto con los que te escuchan, reconociendo que Él ha puesto el talento en tu vida. Si reconoces esto, además debes de esforzarte para que tu voz salga con excelencia para Dios, haciendo esto, los que te escuchan cantar sentirán que eres una persona preparada y tu voz será agradable para que juntos puedan cantar a la gloria de Dios.
  1. Escuchar tu propia voz en alguna grabación casera o en algún dispositivo móvil, o en alguna grabación hecha en la consola del audio de la iglesia, es muy importante, ya que solamente así te darás cuenta de los errores que estas cometiendo al cantar, solo así puedes ver la realidad de lo que estás haciendo cuando cantas, deberías de desbloquear tu mente, y pensar en que al escuchar tu propia voz, estarás escuchando tus propios errores, y de esa manera lograrás comprender como corregir los errores al cantar, y después lograrás cantar mucho mejor. No hay mejor cosa que escucharte cantar para ir corrigiendo la voz y cantar con mayor excelencia para Dios. Tienes que escucharte y permitir que te escuchen, o nunca lograrás corregir tus errores para luego mejorarlos al cantar.
  1. Seamos sinceros, no a todos les gustará tu voz, eso es algo que ya lo sabemos, hay personas que tu voz no la quieren ni siquiera gratis, jajá, y por esa razón debes de estar preparado (a) para recibir duras críticas y por allí un elogio, que por cierto nunca te olvides decir ¡Gloria a Dios! cuando alguien te diga “Me gusta tu voz”, y aunque te digan “No me gusta tu voz”, también porque no decirlo. Me ha tocado que cuando he salido de ministrar de congregaciones grandes, y voy saliendo del templo, me he encontrado con algunos comentarios tras mi espalda y te mencionaré uno: «Si escucharas a este hermano (no diré el nombre pero es muy conocido) tiene una voz ‘impresionante de verdad’», y aunque se de quien se trata solo sonrío, porque sé que técnicamente, aunque yo no tengo una gran voz, sé que del hermanito que hablan, en realidad su vocación técnica es muy limitada, sin embargo no me molesta que lo digan tras mi espalda para que yo escuche, simplemente tomo esto como que no les gustó mi voz, y no hay problema yo sigo adelante al servicio de Dios. Aunque he de aclarar que han sido más comentarios positivos que negativos, y es allí en donde debemos de aplicar la clave 1.
  1. Debes de aceptar tu voz tal cual es, no hay otra voz que tengas, más que la que Dios te dio, si notas, hay personas que se acercarán a ti con mucha alegría, de que tu voz les fue de bendición, esto quiere decir, “si a mí no me gusta mi propia voz, a alguien más si le gusta”, entonces por qué permitir que un pensamiento te diga que tu voz es horrible, si para otras personas tu voz les fue o es de bendición, quiere decir que debes entonces de adoptar ese pensamiento, mi voz está siendo de bendición, entonces debe de ser de bendición para mí mismo (a), si te das cuenta, estas venciendo ese pensamiento que es propio, y que al final solo te está limitando para que glorifiques el nombre de Dios con mayor libertad.
  1. Cuando cantes, preguntale a gente que sepa un poco del negocio, o porque no decirlo, puedes además contratar a un maestro o estudiar en una escuela de canto, pero en caso de no tener una buena economía, dentro de la familia ( o congregación) siempre hay alguien que quizás quiso cantar, o sabe quiénes tienen buena voz, comienza por romper tus miedos cantándole a esa persona alguna alabanza, para que de esa manera esta persona vaya corrigiendo los horrores (perdón digo errores) de tu voz, y de esa manera aceptar con humildad en donde te estas equivocando, de esa manera puedes ir viendo con perspectiva que tu voz necesita ser corregida, y debes de aceptar lo que hay en realidad para ir mejorando.
  1. Siempre es necesario que recuerdes poner a la disposición de Dios el talento que Dios te dio, de esa manera no solamente estarás recibiendo dirección por parte del Espíritu de Dios para ejercer mejor tu canto, además te estas poniendo en las manos de Dios para lograr ejercer el privilegio con mayor enfoque.
  1. Recuerda que aún los cantantes que graban en vivo, o en estudios de grabación, utilizan sistemas para mejorar sus voces, incluso hay técnicas mediante software para lograr afinar mejor la voz, por lo tanto, si pretendes cantar como X cantante “a la perfección”, tienes que saber que tu voz en vivo, sin software de afinación, puede no sonar como en realidad lo quisieras, pero esto no descarta aquellas voces que en realidad han estudiado para lograr obtener un sonido profesional en vivo, y lograr escucharse tal y como fueron grabados en el estudio de grabación. Lo que quiero aconsejarte, es que no te sugestiones, se tú mismo (a), deja que tu voz obtenga el estilo que sientas que fluirá mejor, y acepta tu voz tal y como es.
  1. Ten seguridad en ti mismo (a), muchas veces al no gustarte tu propia voz, habla de que eres una persona insegura de lo que está haciendo, procura que tu seguridad sea en Dios primeramente, y después en el talento que Él te ha regalado. Entonces sugiero mucha seguridad ante todo al cantar, pero debes de aceptar tu voz primeramente para obtenerla. No hay nada mejor que sentirte cómodo (a) y con seguridad al ejercer el canto.

También quiero explicarte, que otra de las razones por las que no nos gusta muchas veces nuestra voz, es porque de acuerdo a algunos estudios, nuestra voz suena distinta cuando nos escuchamos hablar nosotros mismos, esto es debido a que nosotros escuchamos desde el interior nuestra voz, pero cuando alguien nos escucha hablar, ellos están escuchando la naturalidad de nuestra voz, por esa razón es que cuando te escuchas en una grabación sientes que “esa no es tu voz” y es normal sentir que es otra persona hablando, ya que nuestra costumbre es escucharnos nosotros mismos.

He de aclarar que estos tips son para que aprendas a aceptar tu voz al cantar, si afinas de una manera regular y sientes que Dios te llamó en realidad para ejercer el don del canto adelante, puesto que debemos de ser realistas, no todos tienen ese don en la congregación, a menos que a Dios le plazca elegirte para ejercer ese don, y tengas un llamado en específico a tu vida para cantar. Digo esto con toda sinceridad, porque muchas veces algunas personas me han dicho que no les gusta su voz al cantar, y estoy de acuerdo con ellos, puesto que no fueron llamados en la congregación para cantar, pero son muy buenos predicando, e incluso ejerciendo otros dones y privilegios en la congregación a los que fueron llamados por Dios.

Que Dios te bendiga, y deseo que pongas al servicio de Dios lo que Él te ha regalado, recuerda se tú mismo (a) al cantar, y comienza a grabar tu propia voz sin miedos, pide consejos y siéntete confortable de lo que tienes, recuerda que tu voz no la podrás cambiar hasta que estemos frente a frente con el Señor, en donde cantaremos mejor que los ángeles.



6 Respuestas

Toca aquí para comentar


  • Josmaira Ramirez el

    Excelente Material, doy gracias a Dios por tu vida hermano porque las nuestras son edificadas a través de lo que Dios ha hecho en ti y de la sabiduría que te ha dado, para orientar y aconsejar a los que hemos decidido y atendido el llamado de servir en este ministerio. Gracias por compartir estas enseñanzas, Dios te bendiga


    • Emerson Diaz el

      Eso es lo importante, poner en práctica los consejos para que te guste tu voz cuando cantamos a la gloria de Dios, y saber de qué Dios ve además el interés en tu corazón de quererle adorar con entrega. 🙂 Bendiciones


  • Jesus el

    Bendiciones mi hermano Emerson eres de gran bendición, me gustan tus consejos e enseñanzas, Dios te siga dando mucho más sabiduría, estoy aprendiendo muchas cosas al leer todo lo que compartes, bendiciones.


    • Emerson Díaz el

      Toda la Gloria sea para Dios, me alegra ser de bendición para tú vida, y me alegra que pongas en práctica los consejos para que te guste tu voz al cantarle a Dios principalmente. Conforme vaya teniendo espacios de inspiración y el Señor me mueva, iré compartiendo más temas que espero puedan contribuir a levantar y prepararnos mucho mejor para adorar, exaltar y glorificar la Gloria de Dios. Bendiciones 🙂


  • Emerson Díaz el

    Qué tal mi amigo y maestro en música Milton Rodríguez, me alegra que esté siendo de bendición este medio en tu vida, y saber que sigues con el ministerio de Alabanza bendiciendo como siempre lo ha sido a multitudes, me alegra mucho. Muchas bendiciones y estamos en contacto. Adelante en la obra de Dios. 😉


  • Milton Rodriguez el

    Saludos hermano y amigo Emerson, ya ratos que no se de vos, pero me lleno de alegria al ver tu pagina, te felicito, segui adelante con el ministerio que Dios te ha dado, te escribo mas adelante Dios te bendiga muchisimo.


Leave a Reply