Suscríbete gratis para notificarte cuando publique algo nuevo. --*Suscribirme* cerrar ×
+

El amor de Dios cubrirá todo dolor

¿Alguna vez sentiste que no hay amor en este mundo que pueda consolarte? Probablemente esta situación la estés atravesando en este momento, este es un nuevo día para tu vida, y es un día muy especial para mi vida también, hoy he visto nuevamente el amor de Dios trabajando y cubriendo todo dolor que nosotros podamos atravesar, puesto que su mano poderosa estará contigo.

Amor de Dios

Nada ni nadie te podrá separar de su amor.

No hay cosa más hermosa que saber que el amor de Dios está de nuestro lado, si Dios está en nuestra vida, significa que hemos obtenido todo en esta vida, puesto que el amor de Dios es más grande que cualquier situación que te encuentres atravesando en este momento.

El amor de Dios es eterno

Quizás has estado en situaciones en donde crees “que lo perdiste todo”, crees que “el mundo te da la espalda”, y piensas que “nadie te ama”. A pesar de atravesar este tipo de situaciones, es importante recordar que el amor de Dios siempre estará allí para ti, puesto que es mucho mejor tener del lado a quien ha dado todo por ti en la Cruz del Calvario, que tener de tu lado el dolor de haber perdido algo en esta vida que al final será pasajero, por esa razón su Palabra nos enseña que su amor será eterno.

Sabes, no deberías de ponerle mucha importancia al dolor que te encuentres atravesando en este momento, hay alguien que te ama verdaderamente, y eso debe de ser más importante que cualquier otra cosa en el mundo, puesto que si tienes el amor de Dios en tu vida, podrás superar cualquier dolor en tu corazón, cualquier situación que pareciera salirse de control. Si pones a Dios como tu primer amor, inmediatamente experimentarás algo diferente en tu vida, debes de confiar plenamente en Dios, puesto que solamente Él te dará el amor verdadero a tu corazón.

Quizás habías estado buscando llenar tu corazón por un amor terrenal, pero al final te das cuenta de que ese tipo de amor es pasajero, te das cuenta de que ese tipo de “amor que el mundo ofrece”, simplemente puede desvanecerse como la densa niebla y evaporarse como la lluvia en el desierto, mientras que el amor de Dios siempre será eterno, y estará a tu disposición cada vez que creas que Dios es suficiente para tu vida.

Cuántas veces hemos escuchado promesas de amor, cuantas veces escuchaste promesas en el mismo altar ante la presencia de Dios, y lo único que hemos visto, son promesas rotas por parte de la humanidad, muchas veces el hombre le ha prometido a Dios “amarle”, pero muchas veces ha fallado, menospreciando el amor que podemos encontrar en su Palabra. Pero al ver en su Palabra esta declaración en Jeremías 31:3 nos damos cuenta de que Dios, siempre estuvo allí para nosotros amándonos con su eterna misericordia.

Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia.

Esas palabras deberían de ser suficientes en tu corazón, saber que Dios está siempre de tu lado, saber que tienes el favor de Dios sobre tu vida. Esto es el amor de Dios sobre tu vida, demostrando que su misericordia esta siempre allí, está siempre cobijando tu vida, y abrazando tu corazón.

Pero basta solamente creerle a Dios, para que puedas comprender que no hay amor en este mundo que se compare al amor de Dios.

¿Cómo abrazar el amor de Dios?

Para abrazar el amor de Dios, es necesario que nosotros reconozcamos el amor de Jesucristo hacia la humanidad, es necesario que primero meditemos en el amor que Cristo tuvo por nosotros, al morir en la cruz del Calvario. Esa pasión para darnos salvación a nosotros, fue el motor que movió a Cristo para lograr llegar hasta la cruz, su sangre cayendo al suelo como grandes gotas de sudor, y los maltratos que él padeció en ese camino fue realmente humillante, pero él decidió cumplir su objetivo, que es darnos salvación y vida eterna a cada uno de nosotros. Este amor es el más grande que jamás la humanidad pudo experimentar.

Cuando reconocemos a Cristo en nuestro corazón, nosotros podemos entonces sentir el amor que Dios nos ofrecerá por medio de su misericordia, hacia nuestra vida, y tal como lo describe el verso bíblico que leímos, si hemos reconocido el sacrificio de Cristo, de igual manera Dios nos extiende esa misericordia que llenará tu vida, y cubrirá cualquier dolor que te encuentres atravesando en cualquier momento.

Por esa razón necesitamos abrazar el amor de Dios, necesitas abrazarle ahora, para que puedas obtener esa promesa que ha sido descrita en sus palabras. El amor de Dios es más grande que cualquier situación que estés atravesando, su amor ha sido perfecto desde el principio y seguirá siendo perfecto hasta el fin de tus días, pues Cristo declara que estará con nosotros siempre, pero lo más importante es que su amor continuará siendo eterno cuando permites que sea Dios tu guia y tu aliento en cada mañana, en cada tarde y en cada noche.

Es importante que abras tu corazón al amor de Dios, porqué no es suficiente creer en el amor de Dios, es importante dejarlo que Él trabaje en tu corazón, es importante dejar que sea Dios el que se encargue de llenar tu corazón de su paz, de su gozo y de su bondad, pero para eso debemos de pedírselo, puede ser por medio de una oración, en donde tú le pidas que llene tu corazón de ese amor verdadero.

Cuando te sientas solo (a), recuerda expresarle aquellas cosas que te están dañando el corazón, o que podrían haberte dejado heridas del ayer, dile a Dios en tu recamara: «Mi Dios, reconozco que tú eres el amor perfecto y verdadero para mi vida, tu eres mi guia, tu eres mi único amor, y necesito que llenes mi corazón con tu amor eterno, descrito en tu Palabra. Querido Dios, solamente quiero que me abraces en tu amor, y es todo lo que ahora me importa, ser lleno (a) de tu promesa, toca mi corazón, y permite que tu amor me inunde por completo en mi ser, abrazame Dios, y que sea tu mano poderosa tocándome en lo profundo del corazón para que seas tú en mi vida».

Si este es tu deseo, y crees plenamente que no hay amor más grande que el amor de Dios en tu vida, ahora puedes tener la certeza, de que Dios estará allí en tu corazón, llenándote cada día con su fortaleza, para poder comprender, que solamente el amor de Dios cubrirá cualquier dolor o circunstancia en tu vida.

No permitas que pase un día más sin experimentar el amor verdadero de Dios en tu vida, ya que solamente en su perfecto y eterno amor, tu podrás encontrar la paz que estás buscando para tu corazón, al escudriñar las Escrituras bíblicas, estás llenando tu alma de su amor, al leer aquellos bellos Salmos que nos invitan a no claudicar, y proseguir adelante en medio de cualquier prueba, tu alma se está llenando del amor de Dios, puesto que por medio de su Palabra recibirás fortaleza para tu vida y sobre todo en tu corazón.

Si en algún momento, tu corazón ha sido lastimado de alguna manera, quizás has tenido el corazón herido y roto en mil pedazos pero al final te diste cuenta que ese amor fue pasajero, te invito a probar el verdadero amor, que solamente Cristo puede dar, al reconocerle en tu corazón, y permitirle que Él sea el motor de tu vida. ¡Nunca lo olvides! no hay amor más grande que el amor de Cristo en tu vida, el amor de Dios cubrirá todo dolor.



Sin respuesta

Toca aquí para comentar


Todavía no se han publicado comentarios.

Leave a Reply